Propone sanciones para servidores públicos que tipifiquen un hecho como delito de menor gravedad a beneficio del agresor

Con el compromiso de abonar a la construcción de un estado donde las mujeres, la niñez y juventud chihuahuense tengan acceso a una vida libre de violencia, la diputada del Partido Revolucionario Institucional Ivón Salazar Morales propuso reformar la Ley Organiza de la fiscalía general del Estado y Código Penal del Estado.

A fin de ser congruente y racional a la hora de encuadrar las conductas tipificadas en el Código Penal del Estado, de no retroceder en el acceso a la justicia y de brindar confianza a las mujeres cuando decidan denunciar a su agresor, la priista planteó adicionar en una fracción el artículo 288 del Código Penal del estado, que se sancione con dos a ocho años de prisión y de cien a cuatrocientos días multa, al servidor público que Omita, altere o simule elementos de prueba para encuadrar la conducta en un hecho típico diferente o de menor gravedad o deliberadamente lo haga con el propósito de beneficiar al imputado.

También propuso reformar Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, para incorporar entre las atribuciones de la Fiscalía General, el que esta vele para su actuar sea con perspectiva de género, ya que actualmente esta disposición únicamente se tiene como parte una obligación a la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género y a la Familia, así como a la a Especializada en Delitos Electorales.

“Debemos trabajar en pro de las niñas, niños y adolescentes, en fomentar los valores que deben regir su actuar, pues son ellos quienes serán los ciudadanos que dirigirán a nuestro estado en un futuro; no podemos permitir que su crecimiento y desarrollo se encuentre viciado, en el cual se normalice la violencia en cualquiera de sus formas” aseveró.

La legisladora indicó que las acciones de las instituciones deben ser muy precisas, muy certeras y sobre todo contundentes a la hora de contribuir a la formulación de las políticas públicas de la entidad. En ese sentido, asumió que el trabajo en el Congreso debe ir a la par de las actividades de gestión, como portavoz de las y los chihuahuenses.

Por otra parte, expresó que gracias a la extensa lucha de las mujeres se han conquistado derechos, pero aún no se consigue lo más elemental; que las mujeres vivan seguras.

Salazar morales recalcó que es de suma importancia que las instituciones se consoliden como aliadas también; y que las y los servidores públicos tengan presente la perspectiva de género como uno de los principios rectores, a la par de la honestidad y la eficiencia, sobre todo al momento de la procuración de justicia para las mujeres víctimas de delitos.

“Son muchos los nombres de mujeres que continúan siendo víctimas de violencia, los casos recientes, como en el que un elemento de seguridad pública municipal privó de la vida a su esposa en estado de gestación e intentó suicidarse, así como el de la joven atacada por su novio en la ciudad de Camargo, ambos menores de edad, y los múltiples casos de violencia que miles de mujeres en el Estado sufren día con día, pero que no se visibilizan, nos deja claro como servidores públicos que debemos seguir trabajando en ello y atender a todos los municipios en todas las regiones que integran el Estado”.

La congresista lamentó que en temas de violencia cada vez se encuentra una mayor incidencia de jóvenes, tanto como víctimas o victimarios, lo cual resulta alarmante, que en la actualidad estas conductas se ven con mayor cotidianeidad, lo que repercute en niños y jóvenes que crecen en entornos violentos, generando la desensibilización de la sociedad, pues se van asimilando las violencias como algo “natural” o “normal” cuando de ninguna manera debe ser así.

“Es por esto que no podemos ejercer nuestra función a sabiendas que la vida de una mujer quedará en riesgo por nuestros actos, pues vivir constantemente en un estado de vulnerabilidad es una tarea ya difícil para las mujeres como para sumar el miedo de que su agresor puede salir en libertad por falta de sensibilidad de las y los operadores del sistema” aseveró Ivón Salazar.