La Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) hace un llamado a las familias chihuahuenses para extremar precauciones en el manejo de calentones, aparatos eléctricos y otras formas utilizadas para calentar el hogar, así como dejar abiertas las ventanas de 10 a 15 centímetros para permitir la ventilación, y que no se acumule el monóxido de carbono que expide la combustión.

De igual manera, la CEPC exhorta a la población en general a hacer un buen uso de los calefactores que funcionen con leña, gas o cualquier tipo de combustible, ya que un descuido o falta de mantenimiento pudiera causar afectaciones por intoxicación con monóxido de carbono.

Asimismo, advierte la dependencia, evitar dormir con los calentones encendidos, pues representa un peligro para la salud y la vida en caso de que el aparato se apague y continúe el flujo de gas, o se agote el oxígeno por falta de ventilación.

Además, se advierte que es de sumo peligro generar calor mediante botes o anafres con leña encendida dentro de la vivienda, ya que puede desprenderse una brasa y provocar un incendio que puede ser de fatales consecuencias.

Asimismo, expresó sobre el riesgo de usar aparatos calefactores en malas condiciones y en lugares no adecuados, ya que esto pone en riesgo la integridad de quienes los utilizan.


Lo recomendable es revisar los aparatos antes de hacer uso de ellos, verificar que no tenga fugas de gas mediante jabón y agua, así como que un técnico especializado les dé el mantenimiento adecuado.

El titular de la CEPC, Luis Corral Torredey, exhortó a las familias chihuahuenses para trabajar de la mano con las autoridades correspondientes y seguir las recomendaciones preventivas de la temporada invernal, para evitar riesgos y accidentes.

La dependencia recuerda que para reportar emergencias se pone a disposición del público el número telefónico 9-1-1.