Invita a la población a seguir las medidas preventivas para evitar incidentes que pudieran ocasionar daños materiales y/o humanos


La Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) emitió algunas recomendaciones ante el inicio de la temporada de frentes fríos 2022-2023, el ingreso al territorio estatal de los primeros eventos climatológicos de este tipo y el consecuente descenso en la temperatura.

La dependencia indicó que la entrada del primer frente frío a la entidad, aunada al inicio del otoño, puede generar un incremento de enfermedades respiratorias y conforme se registre el descenso en la temperatura aumentar también la probabilidad de intoxicación con monóxido de carbono, producido por el uso de estufas y braseros en lugares sin ventilación.

En el Estado de Chihuahua las temperaturas más bajas se presentan a mediados de octubre y a lo largo de noviembre, diciembre y enero, principalmente en la región serrana.

Las temperaturas más bajas registradas en las últimas 24 horas fueron en Madera con 8 grados centígrados, San Juanito con 9.0, Majalca con 9.4, Basaseachi con 9.6, Creel 9.5 y Temósachic con 9.7 grados.

En el caso de Chihuahua capital se reportó una temperatura máxima de 29.1 y mínima de 15.6 grados mientras que en Ciudad Juárez, la máxima fue de 28.6 y la mínima de 17.8 grados centígrados.

En ese sentido la CEPC recomienda estar atentos a la información en torno a los cambios de clima ya que, los frentes fríos modificarán la temperatura de forma gradual particularmente durante horas de la mañana y noche.

De igual forma invita a la población a seguir las medidas preventivas encaminadas a saber qué hacer durante la temporada invernal para evitar incidentes que pudieran ocasionar daños materiales y/o humanos.

-Estar siempre pendientes de la información meteorológica emitidas por medios de comunicación, autoridades e instancias oficiales.

-Vestir ropa gruesa que cubra todo el cuerpo.

-Limpiar y revisar los calefactores; asegurase de que las conexiones de gas estén en buen estado, así como que una persona especializada les dé el mantenimiento apropiado.

-Cubrir bien las tuberías que surten agua a fin de evitar que se revienten por efecto de las bajas temperaturas.

-En la medida de lo posible evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura.

-Durante los meses de frío intenso, usar suficientes cobijas durante la noche, que es cuando más baja la temperatura.

-Extremar el cuidado de los niños y adultos mayores.