Ayer se cumplió un año de la desaparición de los 13 migrantes desaparecidos en Coyame, los cuales presuntamente fueron raptados por un grupo de personas armadas cuando iban en busca del sueño americano y hasta la fecha no se sabe su paradero.

Familiares de los desaparecidos en Coyame, se manifestaron esta mañana al exterior de Palacio de Gobierno, donde exigen a la gobernadora del Estado de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, celeridad en el caso.

Roció Martínez, familiar de uno de los desaparecidos indicó que ya las autoridades han realizado rastreos sin tener éxito, pero pareciera que le quieren dar carpetazo.

Asimismo, familiares señalan a grupos de delincuencia organizada, quienes se llevaron a estas 13 personas sin que tengan nada que ver con ellos, pues solo buscaban llegar al sueño americano.

Por lo anterior piden a las autoridades justicia y que se los regresen vivos, pues no son solo trece personas sino trece familias las afectadas.