En poco tiempo la región de Parral ha registrado tres hechos violentos, comenzando por la localización de un cuerpo sin vida el día de ayer 22 de septiembre por la tarde en la carretera a Santa Barbara, el cual presentó múltiples impactos de arma de fuego.

El hoy occiso se localizo sobra la cinta asfáltica, identificado como Dorian Escalante Gutiérrez de 36 años, originario del municipio de Guadalupe y Calvo. La fiscalía refirió que, según la información proporcionada por familiares, el difunto se encontraba en las instalaciones de un aserradero ubicado a un costado de la carretera Parral- Santa Bárbara, al salir del lugar para dirigirse hacia la ciudad de Parral se lograron escuchar detonaciones de arma de fuego y a solo 200 metros del establecimiento pudieron encontrar a la víctima ya sin vida.

Según información extraoficial tiempo antes de ser encontrado el cuerpo sin vida, armados irrumpieron en el Centro de Salud de San Francisco del Oro para obligar a personal medico a que atendieran al masculino antes mencionado, pero al revisar los signos vitales se percataron de que ya se encontraba sin vida.

Aun así, los delincuentes obligaron a un médico y un chofer de ambulancia para que los trasladaran a la ciudad de parral, por fortuna, la ambulancia tuvo una falla mecánica, por lo que no pudieron seguir, por esta razón, los sicarios bajaron el cuerpo de la ambulancia y se fueron.

El tercer hecho violento se registró la noche de ayer 22 de septiembre, donde un empleado de una funeraria ubicada en la calle Venustiano Carranza fue encontrado sin vida, encontrándolo empleados de la misma funeraria a las afueras de esta.