Las presas de Chihuahua cerrarán el ciclo agrícola 2022 con un almacenamiento de un 88 por ciento, lo que es más del doble que al que se tenía el año pasado, cuando era de un 41.8 por ciento. El 30 de septiembre será el último día del actual ciclo agrícola, por lo que serán cerradas las extracciones a las presas para uso agrícola, según precisó el diputado federal, Salvador Alcantar.

El también Presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, comentó que en los próximos días será poco lo que se extraiga de las presas, ya que concluyeron los ciclos de la mayoría de los cultivos. “Tal vez queden algunos cultivos de cacahuate u otros de pequeñas extensiones, por lo que poca el agua que se necesita”, dijo.

Mencionó que las presas de la entidad quedarán prácticamente en los niveles que mantienen, el cual es de 100 por ciento o más en ocho presas y en el caso de La Boquilla de un 79.2. Apuntó que incluso podrían subir el nivel en La Boquilla en caso de concretarse las lluvias que están pronosticas para los próximos días.

En lo que respecta a las demás presas, El Granero, de la cual se extrae el agua con el que se paga el tratado internacional con los Estados Unidos, está a un 150 por ciento, mientras que la Chihuahua está al 100 por ciento y El Rejón a un 99.9. El Tintero en Namiquipa es la presa con menos líquido, ya que está al 56 por ciento de su capacidad.

La segunda presa en importancia de la entidad, Las Vírgenes, está el 100 por ciento, lo mismo para Las Lajas, lo mismo para la Abraham González, la San Gabriel y Pico de Águila, las cuales tienen un almacenamiento entre el 100 y 105 por ciento.