La diputada Ivón Salazar Morales del Partido Revolucionario Institucional propuso reformar la Ley de Participación Ciudadana y el Código Municipal del Estado de Chihuahua para fortalecer la figura del Presupuesto Participativo que designan anualmente los gobiernos municipales.

La legisladora refirió que en Chihuahua se contempla la figura del Presupuesto Participativo, dentro de la Ley de Participación Ciudadana publicada el 23 de junio de 2018, como un mecanismo de gestión y participación social que establece que los habitantes de cada municipio deciden en que se destinará un porcentaje del presupuesto anual de egresos de cada ayuntamiento, a través de consultas directas.

En dicho ordenamiento también se determina que cada municipio destinará como mínimo el cinco por ciento de sus ingresos de libre disposición, sin embargo, aun y cuando la Ley dispone que los municipios deben establecer un procedimiento para destinar el presupuesto participativo, no existe un precepto que indique cuando deben emitir la convocatoria respectiva.

Salazar Morales señaló que ante este vacío jurídico los gobiernos municipales perciben el presupuesto participativo como si fuera optativo, de tal manera que son pocos los ayuntamientos que destinan lo estipulado por la ley.

“Es pertinente hacer una serie de reformas a los artículos 75 y 77 de la Ley de Participación Ciudadana, para que se determine de forma clara la obligación que tienen los municipios de asignar y ejecutar cada año cuando menos el cinco por ciento de su presupuesto participativo de sus ingresos” manifestó la congresista.

Dentro de su iniciativa, la priista propone que la convocatoria del proceso de presupuesto participativo sea a más tardar cada mes de junio, además de reformar los artículos 6 y 28 del Código Municipal del Estado para decretar el presupuesto participativo como una forma de integración de la ciudadanía, además de la Iniciativa Ciudadana, Plebiscito, Referéndum y Revocación de Mandato, estipulando que los ayuntamientos deben, obligatoriamente, designar como mínimo un monto equivalente al cinco por ciento de sus ingresos de libre disposición.

Con estas reformas la diputada Ivón Salazar Morales busca que el presupuesto participativo sea una realidad en todos los municipios y que este se traduzca en un verdadero beneficio social; “es tiempo de que la participación de la ciudadanía se traduzca en una verdadera toma de decisiones para que la ejecución de las políticas públicas esté vinculada también en el ejercicio del presupuesto de egresos de cada año”, añadió.