Chihuahua, Chihuahua.- La diputada local del Partido Revolucionario Institucional, Ivón Salazar Morales, presentó dos exhortos a fin de solucionar y prevenir los estragos ocasionados por las lluvias intensas que se han registrado en la entidad.

El primero, a fin de solicitar a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) que se contemplen recursos suficientes para la concluir la construcción de la Presa del Pegüis (Chico), en el municipio de Ojinaga, dentro del ejercicio fiscal del 2023.

Este proyecto ya se ha discutido ampliamente, tanto en el Congreso local, como entre el Estado y la Federación, e incluso el tema ha llegado a la Cumbre Binacional de Recursos Hídricos en la Frontera como una forma de prevenir inundaciones en el municipio de Ojinaga, y por otro lado, para controlar el agua que se paga por el Tratado de 1944, ya que en temporadas de agua abundante se dice que ha abonado hasta un 130% más de agua a Estados Unidos.

La legisladora priísta expuso que la probabilidad de que se inunde el municipio de Ojinaga es alta; “resultaría muy grave que tuviéramos una inundación como la del 16 de septiembre de 2008, en la que el agua subió a un nivel de 5 metros de altura, dejando bajo el agua 700 de casas y por consiguiente generando pérdidas millonarias en el patrimonio de los ojinaguenses, miles de hectáreas de cultivo siniestradas, sin contar las lamentables pérdidas de vidas que en cada inundación se generan en la entidad”.

También refirió que CONAGUA recibirá una ampliación a su presupuesto en el 2023, donde aproximadamente se le destinarán 34 mil 832 millones de pesos de SEMARNAT, lo que representa un incremento de 85.3 por ciento, y en este sentido es importante solicitar que se destinen los recursos necesarios para terminar el proyecto que beneficiaría a la población fronteriza.

Por otra parte, el segundo exhorto va dirigido al gobierno federal y al estatal para que se coordinen con los ayuntamientos y se otorguen apoyos a los productores afectadas por las inundaciones ocasionadas por las fuertes lluvias que se registraron en la entidad.

Salazar Morales indicó que de momento no se tiene la estimación exacta, pero en años anteriores se registraron hasta 150 mil hectáreas afectadas, por lo que es de carácter urgente que se tomen medidas necesarias para prevenir más inundaciones y se destine una partida presupuestal específicamente para apoyar a este sector.

También recordó que el pasado 31 de agosto la Titular del Ejecutivo Estatal emitió la Declaratoria de Emergencia para los municipios de Ascensión, Bocoyna, Casas Grandes, Cuauhtémoc, Delicias, Guerrero, Janos, Julimes, Nuevo Casas Grandes y Praxedis G. Guerrero a causa de las lluvias severas, inundación fluvial y pluvial en la entidad, pero no se contemplan las afectaciones a los campos agrícolas dañados y tampoco se consideran otras regiones como Ojinaga, que en cada desagüe de la Presa El Granero, sufren inundaciones tanto en zonas agrícolas como urbanas.

“Hago un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, a efecto que se coordinen y den atención oportuna a los productores que requieran de apoyos por las pérdidas de sus cosechas” finalizó la priísta.