Productores del municipio de Guerrero y principalmente de la zona de Basúchil y La Junta han reportado perdidas cuantiosas en sus sembradíos de frijol y maíz, pero además fruticultores, en distintas huertas manzaneras, debido a la precipitación y granizo que ayer azotó aquella zona.

El panorama para algunos es muy desalentador pues se perdieron hectáreas importantes de la siembra y manzanas, lo que representa pérdida económica para los productores del campo.

En la imagen compartida se observan una gran cantidad de manzanas tiradas por la fuerza de la lluvia de ayer.