Un juez de control dictó sentencia condenatoria en contra de tres sujetos acusados de delitos contra el medio ambiente, quienes pasarán dos años en prisión, además que deberán plantar 150 árboles.

Los sentenciados son José Martín S. M., Rogelio C. G., y César B. G., quienes además de la pena privativa de la libertad, deberán cumplir con la siembra de 150 pinos en la localidad de Situriachi, municipio de Bocoyna, como medida de reparación del daño.

Su detención se registró el día 19 de febrero del presente año en un camino de terracería que conduce del poblado de Babureachi a San Juanito, municipio de Bocoyna, cuando fueron sorprendidos por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad trasportando 72 rollos de madera de pino cortados de manera clandestina en dos camiones.

Delito por el que fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía de Distrito Zona Occidente que inició la carpeta de investigación y procedió penalmente en su contra por delitos contra el medio ambiente.