La máquina de patio No. 5605, conducida por el ayudante José Cázeres, en sustitución del maquinista Alejo Alarcón Madrid, guiada a velocidad inmoderada fue a chocar con carros tanque cargados con gas butano, originando una explosión que produjo estragos en quinientos metros a la redonda, causando quemaduras y muerte a muchas personas en Jiménez.

Se informaba de 500 a 800 heridos, los cuales fueron enviados a diversos centros hospitalarios nacionales. Se recibe ayuda de muchos puntos del país, las primeras brigadas de auxilio llegaron de las compañías mineras, de la Cruz Roja y de bomberos de Parral, Santa Bárbara y San Francisco del Oro.

Los principales diarios y la televisión informan sobre -muerte y desolación en Jiménez-.

De la estación de ferrocarriles solo quedan escombros calcinados. La noticia de la catástrofe recorre el mundo.

La BBC de Londres establecía contacto directo con la Presidencia Municipal; el gobierno español solicitaba informes de sus conciudadanos radicados en esta ciudad.

Se establecía un puente aéreo para evacuar a los heridos con naves de SEDENA, Marina, SSA, PEMEX, Gobierno del Estado y particulares.

-Jiménez vive su tragedia pero no la vive solo-

(Carrejo Candia, 2000-2013, pág. Boletín 105) Doctor Salvador Mendoza Rede.