Amigos y familiares se unieron al dolor que embarga a la familia


Luego de que ayer el joven Gilberto Eduardo Arroyo Sáenz de 26 años de edad fuera asesinado por sujetos desconocidos, y abandonado en un automóvil en la rúa Parral - Jiménez, familiares y amigos le dieron el último adiós.


Fue a través de redes sociales que los deudos dieron su pesar a la familia del fallecido con mensajes emotivos por la irreparable pérdida.
Su cuerpo reposa en la capilla Jardín de funerales Cárdenas, en tanto que las condolencias son recibidas en la calle Santa Isabel de la colonia Infonavit La Estación.


Es de recordar que el cuerpo del joven se encontraba a bordo de un automóvil Buick en color negro y presentaba al menos dos heridas de arma de fuego; uno en la cabeza y uno más en el hombro derecho.


Hasta el momento, no hay detenidos en relación a los hechos.


De nueva cuenta, la sociedad parralense muestra su solidaridad ante la pérdida física de una persona utilizando para ello la tecnología, en ocasiones, ante la imposibilidad de poder hacerlo de manera personal.