El presidente municipal Humberto Pérez Mendoza expuso hoy que se tiene un trámite frenado por parte de la SEDENA en cuanto a la compra de armamento que se realizó en las dos anteriores administraciones.

El edil mencionó que se realizará de nueva cuenta un oficio para mandar a la institución y solicitar el armamento ya pagado.

El secretario del municipio Rafael Cavazos informó que la primera compra que se encuentra frenada, fue en la administración 2016-2018 y la segunda fue en la administración 2018-2021.

En ambos casos se destinaron 2.5 millones de pesos para dicha compra, pero además el secretario señaló que en una ocasión la SEDENA se llevó armamento para revisión, mismo que no ha sido regresado a la dirección de seguridad pública, por lo que también esperan recuperarlo.