Seis migrantes habían huido pero posteriormente en un acto de confianza fueron detenidos los 6, ni los agentes de la patrulla fronteriza pensaron que fuera tan fácil detenerlos.

El domingo por la noche, agentes del condado de Brewster respondieron a Panther Junction, en el Parque Nacional Big Bend para ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. con la investigación y el enjuiciamiento estatal por un caso de contrabando de personas.

Los agentes se encontraron con Steven J Bailey. Se descubrió que Bailey estaba en posesión de una pistola de 9 mm y un chaleco antibalas. Previo al encuentro, 6 sospechosos huyeron a pie de su vehículo, y aún estaban prófugos.

Los agentes tomaron la custodia de Bailey y su vehículo, y se dirigían a la cárcel del condado de Brewster, cuando los 6 sospechosos destacados se acercaron a la carretera e intentaron ingresar al vehículo de Bailey, que ahora conducía un agente.

Los dos agentes, uno en el vehículo sospechoso y otro en una patrulla, detuvieron rápidamente a los 6 sospechosos, extranjeros ilegales de México, Honduras y El Salvador.

Los extranjeros fueron remitidos a los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos. Bailey fue transportado a la cárcel del condado de Brewster y acusado de 6 cargos de contrabando de personas, mientras poseía un arma de fuego, un delito grave de segundo grado.

CBS7
Odessa/Midland