La tarde de ayer fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre en las calles Lerdo y 15 en el barrio Viejo, donde la víctima habría sido asesinado con unas piedras.

En el recorrido de policías por el arroyo San Antonio, los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Cuauhtémoc, localizaron el cuerpo del hombre sin vida, logrando la detención del presunto responsable.


Cuando los elementos realizaban estos recorridos por el arroyo, observaron en una de las laderas el cuerpo de un hombre que vestía calcetines en color gris, un tenis blanco con negro, pantalón color negro y sueter de color gris. Se le apreciaban rastros de sangre en la cabeza, así como también había sangre en unas piedras cercanas a esta persona.

Solicitaron la presencia de los elementos de la Cruz Roja Mexicana, quienes confirmaron que se trataba de un hombre sin vida, por lo que se notificó a la Fiscalía de Distrito Zona Occidente.

Los Policías acordonaron el área, sin embargo, observaron que metros más adelante, entre unos montones de escombro, había un hombre ebrio, que vestía zapatos negros, pantalón azul y sudadera en camuflaje verde, por lo que decidieron acercarse para revisarlo.

Al realizar una inspección de rutina, se le detectaron manchas de sangre en las manos. Mientras tanto, un hombre dijo a los agentes ministeriales que momentos antes, había observado a esta persona discutiendo con el fallecido.

El presunto agresor fue detenido y entregado a las autoridades ministeriales.