Ante la implementación del color naranja en el semáforo epidemiológico, la Dirección General del Sistema Penitenciario, Prevención y Reinserción Social, emitió una serie de disposiciones para la supervisión, vigilancia y el refuerzo de las acciones preventivas a fin de evitar la dispersión del virus SARS-COV-2 en el interior de los Centros de Reinserción Social y de las áreas administrativas dependientes.

Las disposiciones estarán vigentes hasta que el Consejo Estatal de Salud determine y evalúe los factores de riesgo, mismas que deberán ser respetadas tanto por el personal, visitantes y población penitenciaria de los penales femeniles, varoniles y centros para adolescentes.

Las medidas de prevención para quienes acuden de visita son las siguientes.

• A partir del 14 de enero del presente año, se reduce el ingreso de la visita familiar a una persona por privado de la libertad, restringiendo el acceso a menores de 18 y mayores de 60 años de edad.

• Se deberán reducir los aforos en los servicios que brinda el personal en el interior de los penales.

• Quedará restringido el ingreso de los grupos de apoyo a partir del 11 de enero de 2022, hasta que las condiciones sanitarias lo permitan y se emita una nueva disposición.
• Aquellas personas que ingresen a los Centros de Reinserción Social, deberán contar con su esquema de vacunación contra la COVID-19 completo.

• Sólo ingresarán personas que no presenten síntomas relacionados con la COVID-19 como tos, temperatura mayor a 37.5°C, ojos rojos o hinchados, congestión y/o escurrimiento nasal o que al interrogatorio refieran tener dolor de cabeza, garganta, pecho, huesos, articular y/o muscular, pérdida del gusto y/u olfato, diarrea y dificultad respiratoria.

• Todo visitante deberá portar su cubrebocas, cubriendo nariz y boca, y así deberá permanecer mientras se encuentre en las instalaciones del Centro Penitenciario.

• Procurar en todo momento la sana distancia de al menos 1.5 metros, entre cada persona que acudan a la visita, así como de éstas con la persona privada de la libertad a visitar.

Es importante destacar que todas las medidas anteriormente mencionadas coadyuvan a sensibilizar a la población penitenciaria y a sus familias para evitar la propagación del virus, además, estos lineamientos podrán ser modificados de acuerdo a las necesidades de seguridad y salud de los centros.