La mañana de este lunes presentó ante el Consejo Local de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, su renuncia voluntaria como administrador ejecutivo de este organismo, Cesar Carrasco Baeza, quien deja la dependencia con un saldo en bancos de 11 millones 958 mil pesos, mismos que se utilizarán en obras en el 2022.

Aun cuando la renuncia se dio este día lunes, el nuevo administrador ejecutivo del organismo descentralizado según se comentó tomaría protesta el 16 de diciembre.

Nos deja de experiencia un libro más en la experiencia de Cesar Carrasco, es algo que llevamos como vida política, pero también que lo aplicamos en nuestra vida particular, aprendemos aquí y lo podemos aplicar en nuestro negocio, en la vida personal. Les comentó a todos los usuarios de la JMAyS que les agradezco, que juntos logramos superar las metas, mi meta era poder rehabilitar el drenaje del centro de la ciudad y con eso me sentía más que bien servido. Sostuvo.

Prosiguió indicando que fue equipar toda la JMAyS en cuestión de maquinaria, equipo de trabajo, un tanque elevado ya construido y uno por construir y dejó un monto de 11 millones 958 mil pesos, en Bancos, sin deudas, se queda una gestión para el 2022 de casi 80 millones sumando estos. Aseveró.

Se seguirá haciendo equipo con gobierno federal, estatal al tener la cultura del cuidado del agua, el centro de control de telemetría que ya lo aplicó Chihuahua, lo queremos aplicar para Ojinaga, se piensa etiquetar para esta última reunión, porque fue mucho trabajo, investigar los beneficios de esta telemetría y distribución de la red, las arterias del agua y alcantarillado y también tener todas las válvulas para cerrar cuando hay un problema de fuga, pero lo más importante dar un servicio de calidad. Enfatizó.