Ayer, el Departamento de Seguridad Pública Aérea junto con su equipo de la División de Investigaciones Criminales volaron para ayudar a los agentes de Van Horn.

La tripulación interceptó un plan de contrabando de estupefacientes.

Aseguraron un total de ocho paquetes de marihuana que pesaban más de 450 libras, junto con los ocho contrabandistas.