Con uniformes camuflajeados y los zapatos cubiertos con alfombra para no dejar huellas en medio del desierto, un grupo de al menos 11 migrantes que buscaban llegar a Estados Unidos fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera con Ojinaga, Chihuahua.

De acuerdo con la Patrulla Fronteriza del Sector Big Bend, agentes a caballo encontraron en el desierto de Presidio, Texas, al grupo de ciudadanos indocumentados cuando trataban de cruzar la frontera.