La Secretaría de Educación Pública informó que ya no será necesario que los padres de familia hagan uso de la carta responsiva, pues no se buscan más trámites burocráticos.

Durante la matutina de este jueves, la secretaria de Educación, Delfina Gómez, confirmó que, el documento salió como un control interno para los maestros, y ante la confusión se decidió eliminar este requisito.

“La carta se elimina, no es necesaria ni obligatoria” secundó el jefe del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador.

Ante ello, autoridades siguen exhortando a mantener responsabilidad y vigilar a niños y jóvenes en este regreso a clases, para que se pueda dar el regreso a clases y descartaron que se apliquen pruebas de COVID a las y los estudiantes.