En medio de la pandemia de Covid-19, la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP), anunció que el próximo 1 de marzo algunos planteles darán inicio a las clases presenciales en todo el país, sin importar el color del semáforo epidemiológico.

Tras argumentar la existencia de trastornos mentales y emocionales en alumnos y padres de familia y un retroceso en materia educativa, Alfredo Villar, presidente de la ANEP, dijo que su decisión se fundamenta en su derecho a impartir educación de acuerdo al artículo 3 constitucional

Todo estará apegado al Estado de Derecho, donde se restablecerán, los derechos violados y se garantizará el disfrute de los mismos. El derecho a impartir educación, el derecho a recibir educación, el derecho al trabajo con salarios bien remunerados y el derecho a enviar a los hijos a la escuela", expuso.

"De todos los niveles educativos son las escuelas que quieren participaría en clases presenciales, calculamos que en un momento dado se iniciará con un 40% y aumentará a un 70%, va a ir aumentando dependiendo de cómo se vayan dando las cosas al inicio de marzo de estas clases. Por supuesto que se abrirían todos los días en las condiciones normales, con todas las medidas de precaución".

"No estamos pidiendo autorización de la secretaria, estamos pidiendo que apoye la apertura de las escuelas particulares porque estamos apegados al estado de derecho, no estamos violando la ley, estamos cumpliendo con la ley y estamos exigiendo su cumplimiento por parte de las autoridades".